“Sí pero….¿Que hacéis? ¿De que van vuestros talleres?”

FOTO
Estas son las preguntas mas difíciles para nosotros. Porqué contestar de manera clara y completa es casi imposible.
Porqué a través de las palabras mermamos y banalizamos la experiencia: la palabra no es el objeto.
Cuando hablamos de algo y intentamos comunicar una información, cada uno recibe y interpreta un mensaje diferente, relacionado con su experiencia, con sus ideas y su cultura.
Pero lo que realmente cuenta es la verdad de tu cuerpo, no una serie de conceptos.
Si tuviéramos que decir algo, entonces diríamos que en nuestros talleres, antes de todo, intentamos crear espacio.
En dos sentidos, principalmente.
Creando un espacio físico donde se pueda practicar el Sentir.
Y también creando un espacio mental, calmo y libre de esquemas, que nos permita ese Sentir.
La Liberación del Placer es el nombre que hemos escogido para una nueva propuesta, un recorrido de seis encuentros quincenales que empezaremos el 8 de marzo 2015.
El fin de este es aumentar nuestra capacidad de sentir placer, de gozar de la vida entera.
Peró como?
Haciendo espacio. Y para hacer espacio antes de todo hay que darse cuenta que vivimos todos, más o menos, enjaulados.
El placer también está en el calabozo, por eso hay que liberarlo.
Está en una cárcel hecha de esquemas, de ideas, de normas.
Todos tenemos una sensibilidad enorme. Una capacidad de sentir tan grande y compleja que no se puede definir con palabras. Una capacidad de percepción tan sofisticada que ninguna herramienta posee.
Ya la tenemos, tán solo hay que liberarla, recobrarla, afinarla.
Y hacer esto no solo es profundo, divertido y apasionante, es verdaderamente asombroso.
Nos damos cuenta de que el infinito está siempre a nuestro alcance, porqué es lo que somos. Y que vivir es mucho mas de lo que hemos pensado o creído hasta ahora.
Y si, claramente, todo eso está profundamente relacionado con nuestra vida sensual y sexual, pero no es solo esto. Es mucho más.
Os invitamos a experimentar este espacio acompañandonos en el viaje de La Liberación del Placer, más abajo  el programa del recorrido y en nuestra página web toda la información.
 Estos son algunos de los temas que abordaremos, investigando de forma experiencial y con el adecuado soporte teórico, en los seis encuentros de La Liberación del Placer (6 encuentros quincenales, del 8 marzo hasta el 24 mayo 2015):
  • Abrirse al placer
  • Recobrar nuestra conexión natural con el motor de la vida
  • Desvelar y desmontar estereotipos y patrones aprendidos
  • Miedo, vergüenza y culpa: soltar lastre y creencias
  • Evolución y neurobiología del placer
  • Recuperar la curiosidad y la atención
  • Recuperar el deseo y la pasión
  • Recuperar sensibilidad, espontaneidad y creatividad
  • Los falsos placeres/el placer del ego
  • Placer y espiritualidad 
  • Sentidos: las puertas del Gozo
  • Las formas y la esencia del contacto: yoga del Tacto y masaje tántrico
  • Eros, sensualidad y placer sexual
  • Jugar contigo mismo: tu cuerpo y tu placer
  • Jugar con el otro: la intimidad y la relación de pareja

Os esperamos para compartir Placer y abrir juntos la puerta a la Maravilla!

Quieres abrir tu vida al Placer?

Quieres conocernos ? Haz click aquí
Te gustaría si organizáramos un taller en tu centro o en tu ciudad? Hablamos!

http://www.hacerelamor.org
mail: info@hacerelamor.org
tel. 650119375 Laura (lun.-vie. 10h-18h)
tel. 608628394 Axel (lun.-vie. 10h-18h)

 

Sexta lección: Cómo hacer el amor toda la noche, o no

Imagen

Se puede hacer el amor toda la noche? Sí.
¿Quieres saber cómo?
Antes de contestar te ruego que contestes tu a una pregunta: ¿Por qué quieres hacerlo toda la noche?

Hace algún tiempo escribí un artículo hablando de algo que no existe: la pornogastronomia. ¿Por qué no hay revistas pornoculinarias y vídeos pornogastronomicos?
“Películas sin guión donde solamente se ve gente atiborrandose, siempre de los mismos alimentos y siempre de la misma manera.”
Parece una tontería sin sentido, pero sin embargo la pornografía es algo muy parecido a esto.

Porque nadie se pregunta en “Yahoo! Respuestas”: “¿Se puede comer durante ocho horas seguidas? y como?”.
Porque si busco “comer” en Google,  sólo salen enlaces a deliciosas recetas o consejos para una dieta saludable pero si busco “sexo” encuentro enlaces del estilo “cómo hacer el amor toda la noche”, “tener sexo con dos hombres” o “cómo tener relaciones sexuales cuando tienes un pene grande”?
Por qué no puedo encontrar enlaces parecidos cuando busco informaciones sobre comida, dando respuestas a preguntas interesantes tipo: “como meterse en la boca dos patas de pollo a la vez” o “cómo comer y eructar durante todo el día” o “cómo zamparse una paella bebiendo una botella de Rioja con la nariz? ”
Porque nadie, para estimular el apetito mientras está cenando, se pone un DVD con escenas de personas tragando kilos de lasañas y calamares a la romana, regados con litros de Verdejo?
Y sin embargo, algunos, cuando tienen relaciones sexuales, para excitarse, miran un bonito video porno.
Misterios de la raza humana.

Once minutos, el título de una novela de Coelho, parece ser el tiempo medio de las relaciones sexuales, preliminares incluidos. Poquito, no?
Por supuesto, si se vivieran plenamente esos once minutos, nada que objetar, pero sospecho que no sea así.

Parece que la mayoría de la gente tenga una vida sexual insatisfactoria y por eso necesita desear, fantasear, pensar en lo que podría potencialmente ser su vida sexual si fuera dichosa, sin limites. Pero ¿por qué?
Parte de la respuesta es que no hay libertad sexual real, pero esto no lo explica todo.
Pero volvemos a la primera cuestión.
La verdadera pregunta no es cómo podemos hacer el amor toda la noche, sino come podemos tener ganas de hacer el amor toda la noche. Cómo no aburrirnos. Cómo no caernos dormidos o perderme en fantasías sobre lo que podría ser y no es. Cómo salir de la idea de que hacer el amor se reduzca a un taladréo convulsivo durante unos diez minutos, con el único propósito de alcanzar el orgasmo y liberar tensiones.

Si desconecto la idea de hacer el amor con la idea de mera fricción frenética, si gozo del hecho de acariciar y ser acariciado, alternando la penetración al simple contacto de los cuerpos, si puedo estar relajado, respirando, viviendo y apreciando todo lo que se presenta, sin objetivos a alcanzar, entonces el problema ya no existe.

La cuestión no es, por tanto, cómo adquirir superpodéres o aprender técnicas secretas y puntos esotéricos, sino como volver a ser humanos y maravillosamente sensibles.

Practicad, querida gente, practicad!

Axel Cipollini con la supervisión de Laura Orsina

Quieres conocernos ? Haz click aquí
Te gustaría si organizáramos un taller en tu centro o en tu ciudad? Hablamos!

http://www.hacerelamor.org
mail: info@hacerelamor.org
tel. 650119375 Laura (lun.-vie. 10h-18h)
tel. 608628394 Axel (lun.-vie. 10h-18h)

Tercera lección: Recuerda que tienes manos…pues usalas! – El Placer de Tocar

Immagine
G.L. Bernini, Rapto de Proserpina,particular

Si, como hemos visto en la anterior entrada, todo el cuerpo es sensible, entonces limitar nuestras posibilidades de Hacer el Amor a la convulsa frotación del pene con una mucosa cualquiera, es una triste limitación. Tanto para las mujeres como para los hombres.
Un despilfarro de terminaciones nerviosas, todas potencialmente gozosas! Miles de centimetros cuadrados de piel sin utilizar, que lastima!

Sin embargo las únicas imágenes de relaciones sexuales que internet nos enseña nos recuerdan un martillo neumático enloquecido cuyo único objetivo es perforar hasta el fondo.
La pornografía es una muy mala maestra del placer y una triste caricatura de lo que significa hacer el amor.
Y no estoy haciendo ninguna cuestión moral. Todo el mundo puede vivir su vida sexual como quiere, siempre y cuando su pareja tenga los mismos gustos.
La cuestión es otra: la pornografía nace con el objetivo de hacer dinero, no de volver las personas sexualmente mas libres: si de verdad existiera libertad sexual, el mundo del porno desaparecería en un instante.
Desafortunadamente la pornografía complace las exigencias de un gran mercado que ya existe (y que, en parte, ayudó a crear), satisfaciendo los gustos sexuales y, por desgracia, los límites, de la mayoría de los hombres y de una parte de las mujeres.
La emoción que la pornografía provoca, está toda en la cabeza. No hay ningún contacto, ni olor, ni sabor. Sin hablar de sentimientos.

De hecho, la mayoría de las personas, especialmente los hombres, vive su sexualidad sobre todo de forma mental.
El sexo, sin involucrar todos los sentidos y sin una persona de carne y huesos en los brazos (y esto vale también si hablamos de masturbación!), con sus emociones y su humanidad, es como un ratón sin lengua que intenta saborear un pedazo de queso! Sólo puede imaginar el sabor!

Pero, volvemos al punto: hay más de una consecuencia importante si nos damos cuenta de que todo el cuerpo es una fuente de placer:
– Hacer el amor no es sólo y únicamente penetración;
– Los que comúnmente se llaman preliminares, son una parte fundamental de hacer el amor.
Así, lo que a menudo se vive como algo finalizado al orgasmo se convierte en un acto gozoso de principio a fin! Y, además, los tiempos se alargan …
Pero, ¿cómo? Simple:

RECUERDA QUE TIENES MANOS.
Posiblemente conectadas a los brazos y al resto del cuerpo. E incluso tienes una boca, una nariz y una lengua.
En la imaginación de la mayoría de las personas, con las manos podemos, “por si a caso es necesario”, acariciar la pareja durante los preliminares y, acabados estos (como si fueran deberes!), las manos sirven únicamente para aferrarse al cuerpo del otro durante las frenéticas y convulsas fases siguientes que, ojalá, llevarán al orgasmo de los dos o, mas frecuentemente, de sólo uno de los amantes.

Pero en la posición correcta, nuestras manos pueden llegar a todo, o casi todo, el cuerpo de nuestro amante en cada momento. Acariciarlo, masajearlo, sentir su vibración y su calor. Y esto es maravilloso! Claro, es necesario haber desarrollado o despertado la sensibilidad necesaria para disfrutar de todos estos regalos.
Por supuesto, si eres hombre, utilizando únicamente la posición del misionero, todo esto no es posible! Si no quieres ahogar tu amada bajo el peso de tu cuerpo, los brazos los vas a necesitar para sostenerte!
Pero de las posiciones hablaremos la próxima vez.

Comentad, querida gente, comentad!

Axel Cipollini con la supervisión de Laura Orsina

Quieres conocernos ? Haz click aquí
Te gustaría si organizáramos un taller en tu centro o en tu ciudad? Hablamos!

http://www.hacerelamor.org
mail: info@hacerelamor.org
tel. 650119375 Laura (lun.-vie. 10h-18h)
tel. 608628394 Axel (lun.-vie. 10h-18h)