Abrir-SE al deseo

“El deseo existe en ti y en cualquier cosa.
Reconoce que se encuentra también en los objetos que la mente puede percibir
Vijnana Bhairava Tantra

El Universo entero es movido por el deseo.
Es la vibración de la vida, la intensidad de la fuerza creativa que todo lo mueve.
Pero nuestra personal relación con el deseo, así como lo vivimos  en nuestra experiencia humana, no siempre es fácil. Muy a menudo lo confundimos con la posesividad, con el apego, con una necesidad insatisfecha, con una falta de algo o de alguien y todo esto nos genera profunda insatisfacción y frustración.
Deseamos algo (o alguien…) y tenemos la ilusión de que poseerlo nos brindará toda la dicha a la que anhelamos.
Y cuando lo obtenemos, como estamos intentando rellenar un vacío interior que nunca se podrá rellenar con algo exterior, rápidamente vuelve la insatisfacción, la necesidad de tener más y el afán de acumular (cosas, experiencias, dinero, emociones, amantes, la lista es infinita…)
Sin dudas, delegar nuestro bienestar y nuestra felicidad a un objeto externo o a otra persona es la vía mas rápida hacia el sufrimiento.
El Tantrismo Shivaita de Cachemira nos propone una nueva mirada hacia el deseo: en lugar de cerrar nuestras opciones a unos objetos limitados, ¿por qué no considerar todo el Universo, es decir todo lo que se presenta a nuestros sentidos, como un objeto de deseo?
Alargamos al infinito nuestra capacidad de desear, sin fijarnos en algo especifico y sin excluir nada de lo que nos rodea: los objetos, las personas, los vegetales, los animales, el aire que respiramos, el suelo que pisamos, la comida de la que nos nutrimos, y también todas las emociones, las experiencias, las sensaciones.
Deseamos sin limitarnos a una sola cosa, y si algo nos falta tendremos todavía la totalidad  a nuestra disposición en la que zambullirnos.
Es un deseo vibrante, vivo, alimentado constantemente por la multiformidad de la realidad y no conoce limites ni frustración.
Y podemos también dar un paso más allá: si todo el Universo está impregnado de deseo, entonces todo lo que nosotros deseamos, también nos desea.
¿Cómo cambian nuestras percepciones?
¿Cómo es la cualidad de nuestra andadura pisando un suelo que deseamos y que nos desea?
¿Cómo nos sentimos mirando con deseo a una flor y sintiendo que ella misma nos desea?
Es un verdadero entrenamiento a la sensibilidad y a la abertura que nos permitirá percibir la maravilla y la magia de la vida en cada momento y en cada situación, aun en la más habitual y corriente.
Hacéis una pequeña prueba: la próxima vez que os toméis una ducha, imaginad que el agua que acaricia vuestra piel os está deseando.
¿Como se vuelve la experiencia? Me encantaría saberlo, si queréis compartirlo podéis hacerlo en nuestro blog o enviando un mail.

Laura Orsina

Quieres conocernos ? Haz click aquí
Te gustaría si organizáramos un taller en tu centro o en tu ciudad? Hablamos!

http://www.hacerelamor.org
mail: info@hacerelamor.org
tel. 650119375 Laura (lun.-vie. 10h-18h)
tel. 608628394 Axel (lun.-vie. 10h-18h)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s